lunes, 22 de febrero de 2010

A los niños hiperactivos se les suele confundir con maleducados...

Creo que esto tampoco es tan grave.
Lo triste es que sea al revés...
Psicólogo de Familia


El nadador Michael Phelps -ocho medallas de oro y siete récords mundiales en las Olimpiadas de Pekín 2008- sufría el trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) cuando era un niño. En la escuela un profesor le dijo a su madre que nunca llegaría a ser nada en la vida por culpa de su enfermedad. Su madre no tiró la toalla y hoy es un deportista admirado por el mundo entero.


Y es que ser un niño hiperactivo no significa estar condenado de por vida. Eso sí, esta enfermedad invisible requiere de un diagnóstico temprano, un tratamiento multidisciplinar y un aprendizaje por parte de los padres.
 
ACCEDE AL ARTÍCULO

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Humorterapia

Humorterapia
para reír y...pensar....pensar....pensar...

Anda...¡ suscríbete !

Blog Archive