miércoles, 7 de abril de 2010

¿Es tu hijo superdotado?


DETECTANDO LA SUPERDOTACIÓN


Es muy importante detectar la superdotación en un niño a la edad más temprana posible, pero en todo caso, aunque ya haya pasado la etapa de la niñez, es igualmente importante reconocerla. La mayoría de los padres no saben que tienen en casa a un pequeño o joven talento, el cual va a sufrir las consecuencias, a veces graves, de este desconocimiento. No es bueno ni recomendable ignorar este hecho, ni mirar para otro lado, pretendiendo con ello querer que el superdotado sea un niño como los demás, cuando es un niño
que nace siendo diferente, y ese hecho no se puede cambiar, de forma que debemos ayudarle y educarle adecuadamente.

Mi experiencia en este tema, como docente, y a nivel personal como vivencia propia, me permite concluir que hay una serie de puntos clave en los que casi todos los niños o jóvenes superdotados coinciden, y por medio de los cuales los padres podrían detectarlos, para realizarles un estudio posterior que determine con certeza si es un superdotado o no . Deben estar alerta si observan que su hijo corresponde con una gran parte de las siguientes características (no son indicativas de sobredotación tomadas independientemente, o en un bajo porcentaje) y tomar conciencia de lo importante que es descubrir la verdad, puesto que si la superdotaciòn no es tratada adecuadamente, o ni siquiera nos percatamos de que existe, el niño se verá sometido a una problemática que suele manifestarse en trastornos a nivel social, emocional y escolar, que pueden ser irreversibles, y que debemos evitar ayudándole a un correcto desarrollo. Estas son las
principales características observables:

· Suelen ser niños precoces. Comienzan a hablar muy pronto, aprenden a leer muy rápidamente, realizan tareas que no corresponden con su corta edad. Su precocidad suele llamar la atención a quienes le rodean. Pero la precocidad por sí sola no es indicativo de superdotación, porque hay casos en las que ésta no se da (uno de los más conocidos, el de Einstein , que creían que era un niño retrasado porque comenzó a hablar muy tarde). Un niño puede ser precoz sin ser superdotado, y un niño superdotado puede no ser precoz, pero
es frecuente que se dé en ellos esta característica, aunque no siempre.

· La lectura es una necesidad vital para ellos. Leen constantemente todo tipo de libros y enciclopedias de los más diversos temas y muestran continuamente un gran interés por aprender . Pero pueden pasar a veces
rachas sin leer, generalmente alternándolas con otras que sí.

· Les interesan múltiples áreas del saber, aunque habitualmente suele darse un interés especial por todas las relacionadas con el mundo de la Ciencia y la Naturaleza (química, física, medicina, bioquímica, genética, matemáticas, cosmología...). Les suele apasionar la investigación. Todo ello desde edad muy temprana.

· Aunque son niños muy inteligentes, y destacan por ello, académicamente suelen tener un rendimiento escolar bajo o muy bajo. Estos niños rinden por debajo de su capacidad. Suelen suspender en el colegio en un alto porcentaje (al menos 60%); algunos de ellos incluso repiten curso. Esto puede comenzar a suceder a cualquier edad. En el caso de que saquen buenas notas, sus dificultades pueden centrarse en el aspecto afectivo y en su relación con los demás y con el entorno.

· Son etiquetados, tanto por los profesores como por los padres, como niños distraidos, lentos, hiperactivos, difíciles, ociosos...sin ser capaces, casi siempre, de relacionarlo con su superdotación y detectarla. Suelen suponer un problema para el colegio y los profesores.

· Son hipersensibles. A veces lloran con facilidad por cosas de relativa importancia y todo les afecta más que a un niño de capacidad normal.

· Son muy observadores, con una gran capacidad de análisis y razonamiento, y con una gran intuición , que a veces sorprende, por su capacidad de predicción con respecto a hechos o personas.

· Tienen una gran curiosidad, hacen multitud de preguntas de los mas diversos temas, y algunas de estas preguntas sorprenden a quienes les rodean, por ser preguntas que no corresponden a su edad y de temas tales como la muerte, el universo, el origen de la vida...y otros temas semejantes.

· Poseen una alta capacidad creativa. Les atrae inventar, crear, idear cosas nuevas.

· Muestran preocupación por la moralidad y la justicia. Suelen ser muy humanitarios.

· Suelen tener baja autoestima, producto de sus dificultades y problemática.

· Suelen tener problemas de relación con los demás niños de su edad. Les cuesta hacer amigos. En muchas ocasiones buscan la soledad y la prefieren . Elijen la compañía de personas mucho mayores que ellos. Suelen sertirse rechazados y con falta de aceptación.

· Son perfeccionistas. Pueden dejar de realizar una actividad por el temor a no hacerla suficientemente bien (por ejemplo, suele suceder con el dibujo).

· Son muy independientes.

· No acatan normas, a no ser que se les dé una explicación lógica, y suelen ser considerados niños rebeldes y desobedientes. Suelen ser indisciplinados.

· Se aburren en el colegio, puesto que en éste no se les da la educación especial que necesitan para poder desarrollar su alta capacidad. Muestran un gran desinterés por ir a clase, y por actividades que no estén
relacionadas con sus intereses. Sufren al verse obligados a ir y muchas veces se rebelan contra ello. Aunque siempre hay algunos en los que esto no se manifiesta y aceptan el colegio con resignación, porque la capacidad de adaptación de cada persona es diferente. Las niñas suelen adaptarse mejor que los niños y camuflan mejor su superdotación. (Efecto Pigmalion Negativo)

· Suelen padecer disincronías, debido al desfase existente entre el nivel intelectual del niño, que percibe la realidad como si fuese un adulto, y el nivel afectivo y la personalidad, en los que el niño percibe esta misma
realidad y la vive con su verdadera edad y se comporta como corresponde a la misma.

· Cuando su alta capacidad no encuentra los cauces por los que desarrollarse, y se ven limitados y frenado su alto potencial, lo cual que suele suceder, pueden llegar incluso a padecer depresión u otros trastornos
semejantes. Hemos de evitar llegar a este punto.


Podría hablarse más ampliamente de cada una de estas características, pero en su conjunto muestran el retrato de lo que sería un niño de altas capacidades o superdotado.

Si reconoce en este perfil a su hijo, no dude en informarse en profundidad, contactando con personas que conozcan este tema, para realizar un estudio de su capacidad y determinar si es una persona de altas
capacidades o talentosa, porque de ser así, necesitarán orientación para su educación, y deberán tomar las medidas oportunas lo antes posible para evitar que se vea enfrentado a la problemática que he mencionado, y que suele ser frecuente.
ADVERTENCIA IMPORTANTE: En España no hay expertos en superdotación, salvo contadas excepciones, y son pocos los profesionales que conocen este tema. Esto es debido a que en la Universidad no se estudia este tema, salvo en alguna asignatura optativa y sin relevancia; tan solo si se ha estudiado el tema en el extranjero, además de conocer el tema desde la experiencia y vivencia diaria, alguien podría calificarse como experto. La mayoría de profesionales se dedican a lucrarse con este tema, y a conseguir con él prestigio y un nombre, con la
publicación de libros, dar conferencias y obtener subvenciones de la administración, que utilizan exclusivamente en beneficio propio. En los colegios, los orientadores igualmente suelen desconocer el tema por completo. Muchos de los que lo conocen, es mínimamente, cometen muchos errores con él, y hemos de tener siempre mucha cautela. No debemos nunca fiarnos por completo del profesional, salvo de las contadas excepciones a las que me refiero.


AUTORA: VICENTA NIEVES


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Humorterapia

Humorterapia
para reír y...pensar....pensar....pensar...

Anda...¡ suscríbete !

Blog Archive